El embarazo es uno de los momentos más bonitos de tu vida y como cualquier momento especial es normal que quieras guardar un recuerdo fotográfico para mostrarle a tu futuro hijo como era su mamá embarazada. Este es el caso de Bea y Micky que tras dos años de la boda volvieron a contar conmigo para inmortalizar este recuerdo