Su complicidad, su mirada lo decían todo. Nunca pude estar mas encantado de estar en su boda, todo un privilegio estar junto a esta Leti y Alfonso, presenciar el amor que se traen uno a otro, todo ello me facilitó mucho el trabajo en un entorno espectacular como es La Casona de las Fraguas.